Ante todo, que sean frescos

Lunes, 4 de Noviembre de 2019

El año pasado, coincidiendo con el Día Internacional del Huevo –el 12 de octubre-, diversos organismos oficiales de estudio y evaluación del huevo  a nivel estatal hicieron encuestas para saber las motivaciones de la gente cuando compra huevos.

Las primeras conclusiones que se extraen una vez realizado el análisis de las respuestas de una muestra de casi 5.000 personas es que, en general, el conocimiento sobre las propiedades del huevo y sobre el marcaje y el etiquetado es muy elevado.

El consumidor, cuando sale a comprar huevos, busca ante todo que sean frescos. Y a renglón seguido, y por este orden y a mucha distancia de la característica principal, se fijan en el tamaño, el precio y, por último, en el sistema de producción (cada vez más importante entre los jóvenes).

Finalmente, ante la pregunta “¿durante qué periodo de tiempo el huevo se mantiene fresco?”, las respuestas fueron sorprendentemente acertadas, ya que una gran mayoría dijo que, más o menos, durante un mes desde el momento de la puesta.

Informados y exigentes, así son los consumidores de huevos de hoy en día.